Cuidado de mascotas

Consejos veterinarios para el cuidado del gato anciano

Consejos veterinarios para el cuidado del gato anciano

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos cambian. Lo mismo es cierto para nuestros gatos.

¿Qué necesitas saber sobre el cuidado de los gatos ancianos? A medida que su gato cambia, también lo hacen las necesidades físicas y emocionales. Idealmente, el cuidado del gato anciano debería centrarse en medidas preventivas. Siempre que sea posible, es mejor evitar que ocurra un problema en lugar de esperar a que se desarrolle un problema. La detección de enfermedades en las primeras etapas mejora en gran medida el resultado.

A medida que su gato envejece, puede perder peso. Esto puede ser parte del proceso normal de envejecimiento, pero también puede ser un signo de un problema médico como cáncer, insuficiencia renal, hipertiroidismo u otra cosa. Los cambios en el peso pueden ser el primer signo de enfermedad, así que no te arriesgues con tu gato mayor. Si nota algún cambio significativo, comuníquese con su veterinario.

El cuidado del gato anciano debe incluir visitas regulares a su veterinario. Su gato mayor está en riesgo de sufrir varios problemas médicos a medida que envejece, por lo que necesita exámenes periódicos para mantenerse saludable. Algunas de las enfermedades más comunes que afectan a los gatos mayores incluyen problemas nutricionales, enfermedades dentales, enfermedades renales, hipertiroidismo, diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas, enfermedad inflamatoria intestinal, tumores de piel y cáncer. Otras preocupaciones con los gatos ancianos incluyen enfermedades hepáticas y anemia. Para obtener más información sobre posibles trastornos con su gato mayor, vaya a 10 Trastornos comunes de los gatos mayores.

A medida que su gato envejece, su veterinario lo ayudará a monitorear cualquier cambio en el camino. La mayoría de los veterinarios recomiendan un chequeo cada seis meses. Haz que revisen la vista y la audición de tu gato. No es inusual que los ojos de un gato mayor se vean nublados. Pero como los humanos, su gato mayor puede desarrollar cataratas y glaucoma. Su gato mayor también puede desarrollar pérdida auditiva. Tu gato puede tener problemas de audición o de vista si parece sorprendido cuando te acercas, si se topa con algo o si no viene cuando lo llamas.

Gatos mayores y nutrición

Recuerde que el cuidado del gato anciano incluye una buena nutrición. A medida que su gato envejece, su metabolismo se ralentiza y su gato mayor requerirá menos calorías diarias. Asegúrese de que su gato mayor esté comiendo bien. No hay una mejor comida para alimentar a un gato mayor: la mejor comida depende de los problemas específicos de su gato o de sus necesidades nutricionales. La mayoría de los alimentos para gatos mayores son más bajos en proteínas, sodio y fósforo para ayudar a sus corazones y riñones a envejecer. También se ha encontrado que mayores cantidades de ciertas vitaminas son beneficiosas en el gato mayor.

Mantén activo a tu gato mayor. Proporcione ejercicio moderado para ayudar a mantener el tono muscular, mantener sano el corazón y la digestión, y mejorar su actitud.

Obesidad del gato: una epidemia creciente

En 2016, el 58.9% de los gatos fueron clasificados como clínicamente obesos o con sobrepeso.

La obesidad es un problema que debe tomarse en serio. Se correlaciona directamente con una disminución de la longevidad y puede contribuir a otros problemas como la diabetes y la artritis. Según la Encuesta de mascotas 2016 de la Organización de Obesidad de Mascotas, más de 50 millones de gatos tienen sobrepeso u obesidad clínicamente.

Las causas principales de la obesidad son comer en exceso y falta de ejercicio. Cuando la ingesta calórica regular excede la energía quemada, el exceso se almacena como grasa. Tan poco como una ingesta calórica adicional del 1 por ciento puede resultar en un aumento del 25 por ciento sobre el peso corporal ideal para la mediana edad. La mayoría de los propietarios no reconocen que sus gatos tienen sobrepeso hasta que los llevan al veterinario por otra razón. Para obtener más información sobre cómo saber si su gato tiene sobrepeso, visite Is Your Cat Too Fat.

Si su gato mayor tiene artritis, hay algunas cosas que puede hacer para ayudarlo. Considera comprar un juego de escaleras para mascotas para ayudar a tu gato a acceder más fácilmente a la cama o al sofá. Dale a tu gato mayor un lugar suave pero acogedor para dormir. Considere un buen suplemento de glucosamina. Para obtener más información sobre la artritis en los gatos, vaya a Artritis en los gatos: ¿Su gato tiene artritis?

Como regla general, a los gatos no les gusta el cambio, y esto es especialmente cierto para los gatos mayores. Su gato mayor se establece en sus formas. Sigue un horario regular. Alimenta a tu gato a la misma hora todos los días. Los gatos adoran una rutina, y la apreciarán aún más a medida que envejecen. Cualquier cambio en la rutina diaria, los horarios o el entorno causará un estrés excesivo. El estrés puede debilitar el sistema inmunitario de su gato y hacerlo más susceptible a la enfermedad, por lo tanto, mantenga el cambio al mínimo.

Los gatos son buenos para ocultar enfermedades y esto es tan cierto para los gatos de edad avanzada. Las enfermedades se pueden tratar con mejores resultados cuando se detectan temprano, por lo que es importante controlar cuidadosamente el comportamiento y la salud de su gato mayor, y tener chequeos regulares con su veterinario.

Para obtener más información sobre el cuidado de gatos ancianos, vaya a Show Some TLC: Cómo ayudar a su gato geriátrico a prosperar.


Ver el vídeo: Gato Viejo Como Tratarlo (Enero 2022).