General

¿Pueden los perros comer huesos de res?

¿Pueden los perros comer huesos de res?

¿Pueden los perros comer huesos de res?? | Alimentación saludable para todas las etapas de la vida

Los alimentos enlatados para perros no son adecuados para mascotas con una alta tolerancia a los alimentos ricos en fibra. La tendencia natural de los perros es ingerir fibra de su comida, y una vez que esta cantidad se vuelve excesiva, se produce una alteración digestiva. En esta condición, el perro no puede digerir más comida.

Cómo evitar que los perros coman carne y huesos

Es importante que los huesos de carne no estén al alcance de los perros. Si sienten que pueden masticarlos, lo harán. Los huesos generalmente se encuentran en las áreas donde es más probable que los perros los encuentren. A menudo están en la basura o en la tienda de mascotas. Los perros no necesitan huesos.

En la naturaleza, los perros nunca comen huesos y ciertamente no comen los trozos de hueso que se rompen en el proceso de cocción. Los huesos proporcionan la energía que te permite moverte. Los huesos se descomponen en el sistema digestivo en una forma muy pequeña de alimento que luego se utiliza para obtener energía.

Algunas personas les dan huesos a sus perros como golosinas. Esto lleva a la falsa creencia de que los perros comen huesos, y los huesos se encuentran en el suelo, se mastican y luego se tiran. Este no es el caso. Los huesos permanecen en el sistema digestivo hasta que se descomponen al tamaño adecuado. Si el perro se come el hueso, el hueso no se puede utilizar. El perro se encuentra entonces en malas condiciones para realizar su función normal, que es la de moverse. La energía se desvía para mover el hueso alrededor del sistema digestivo. Esto es a menudo lo que sucede en perros mayores que han tenido mucho tiempo para masticar huesos. A menudo son articulaciones doloridas.

Los cachorros no son tan destructivos como los perros mayores. Sí mastican los elementos que los rodean, pero una vez que han aprendido a sostener la comida correctamente, no morderán un hueso. Los dientes de un cachorro se rompen durante la dentición y requieren una limpieza diaria. La masticación de huesos no es necesaria, por lo que no nos preocupamos por este comportamiento.

Cuando nuestros perros comienzan a mostrar interés en masticar algo, tenemos que pensar detenidamente en el problema. No queremos obligarlos a hacer nada. Preferiríamos tener un perro con buen apetito. Este también es el caso de los huesos. Si los huesos que proporcionamos a nuestros perros son pequeños, son fáciles de agarrar. El instinto natural de los cachorros es alcanzar con la boca. Si se les dan huesos más grandes, serán difíciles de masticar. La masticación se convierte en un problema. Esto puede suceder porque el cachorro no quiere tomarse el tiempo para masticar el hueso, o porque ha estado masticando cosas todo el día y esto es todo lo que puede conseguir. El problema no está realmente en la masticación, sino en el deseo de masticar. La comida en el plato de comida está disponible. Si un cachorro quiere masticar algo, debe tener la opción de masticar un hueso o un juguete. Si su única opción es usar un hueso, puede optar por morderse la pata.

En la naturaleza, los coyotes tienen que trabajar para alimentarse. Existe un equilibrio entre lo que comen y lo que se les da de comer. Cuanto más salvaje es el ambiente, más coyotes se ven obligados a trabajar por lo que comen. Nuestros perros son criados para comer croquetas porque su comida ha sido diseñada de esta manera. Como resultado, sus hábitos alimenticios se han seleccionado para adaptarse a este entorno. Han sido criados para masticar solo croquetas. Todos los perros salvajes mastican cosas del medio ambiente. Un coyote hambriento agarrará todo lo que necesite, sin importar lo que sea.

Cuando alimentas a tu perro con croquetas, no tiene otra opción que comer. Has creado un problema al hacer que su única elección de comida sea pequeña.

Cuando un cachorro se interesa por masticar, tenemos que actuar. Puedes hacer esto dándole primero a tu cachorro grandes cantidades de comida. Si continúa masticando, debes darle más tiempo para masticar. La única alternativa es dejar de darle su croqueta. Tienes que permitir que tu cachorro mastique lo que quiera. Su cachorro masticará todo lo que esté disponible para masticar. Una vez que haya elegido algo para masticar, es su trabajo sacarlo del cuenco.

Cuando un cachorro está interesado en masticar, necesita tener algo disponible para masticar. Su cachorro puede intentar morder sus brazos, manos, zapatos o pies. Esto es solo un hecho de la vida para él, y no es tu culpa. Algunas personas culpan al cachorro por "levantar las patas". En realidad, esto es el resultado de que su cachorro no tuvo la oportunidad de practicar masticar algo más grande.

Algunos perros están más interesados ​​en masticar que otros. Si su perro no mastica mucho, debe buscar un alimento que le resulte interesante para masticar. Hablamos más sobre esto en la siguiente sección, "Identificación de problemas para masticar".

A algunos perros les encanta masticar. Estos perros se pueden identificar fácilmente porque a menudo tienen una gran cantidad de problemas para comer lo suficiente o su dieta consiste solo en croquetas. También les encanta masticar. La solución para este problema es trabajar con su veterinario para averiguar qué está pasando.

### ** IDENTIFICACIÓN DE PROBLEMAS DE MASTICACIÓN **

** _ Cachorros _ **

* ** _ Flexión de mandíbula _ **. Si su cachorro flexiona la mandíbula durante un período de tiempo prolongado, puede provocar problemas. Necesitará aprender a controlar su mandíbula. Cuando su cachorro flexiona la mandíbula, tiende a estar más interesado en masticar cosas. En la mayoría de los casos, un cachorro flexionará la mandíbula mientras mastica, especialmente cuando mastica artículos más blandos. A veces, los cachorros flexionan la mandíbula al masticar huesos. Esta acción también puede ser normal si tu cachorro come con un trozo de cuero entre los dientes.

* ** _ Marcas de masticación en la alfombra _ **. Su cachorro no debe dejar "rastros" de masticación en el piso de su corral o en su jaula. Si lo hace, hable con el veterinario. Puede tener problemas de salud relacionados con los alimentos.

* ** _ Dientes empotrados en paredes y suelos _ **. Esto también puede ser un signo de un problema para masticar. Si su cachorro ha incrustado los dientes en la madera, es posible que no tenga la oportunidad de practicar la masticación. Habla con el veterinario sobre esto, o tu cachorro puede necesitar un tratamiento dental.

* **_Carne podrida_**. Si ha descubierto algo más que un hueso atorado en la garganta de su perro, ¡sáquelo! Algunos propietarios piensan que bajar los restos de un hueso es solo una parte del proceso de masticarlo. No, eso no funciona y puede causar problemas, como úlceras de estómago y obstrucciones estomacales o intestinales. Si su cachorro parece haberse comido los huesos que usted está tratando de mantener fuera de su boca, intente congelarlos y tirarlos a la basura. Esto suele funcionar al final.

## Limpiar los dientes de su perro

Debes cuidar bien y dedicar tiempo a los dientes de tu cachorro; no puedes esperar que te deje examinarlos, pero debes dedicar un tiempo de calidad cada día a cepillarle los dientes a tu cachorro. El cepillado evitará problemas en los dientes y ayudará a mantenerlos limpios y brillantes.

Empiece a cepillarle los dientes al cachorro el día que lo lleve a casa. La primera vez que comience, será solo un par de veces al día. Más tarde, a medida que los dientes de su cachorro se desarrollen y se vuelvan más sensibles, es posible que deba cepillarlos un poco más a menudo.

Limpiar los dientes de su cachorro con el tipo de cepillo incorrecto puede ser perjudicial. _Consulte a continuación las mejores opciones de cepillos de dientes.

### Usando tu cepillo de dientes

Usar